Estoy cansada. Siento asco, miedo, vergüenza. Ya no se qué más se puede hacer. 

Estoy cansada de no poder salir a la calle sin que algún ser me grite cosas sobre mi físico y de que hasta algunos se sientan con el derecho de tocar mi cuerpo.

Siento asco cada vez que pienso en las cosas que me han dicho, en cómo me miraban. Siento asco, porque todavía me queda la sensación de sus manos tocando mis tetas, o mi culo. Siento asco, porque siento su aliento detrás de mi oreja, diciendo: “te mordería todo el orto” 

Siento miedo porque ya no se qué más me va a pasar, porque ya me han gritado cosas, ya me han manoseado en la calle, como si fuera nada, como si no valiera nada, y ya no se qué es lo que sigue. No se qué más se quieren llevar de mi, además de mi orgullo, de mis ganas de sentirme linda o segura caminando en la calle. 

Siento vergüenza, porque podría haber hecho algo para que no me pase todo eso, pero en verdad.. Podría haber hecho algo? Podría no haber estado cargando bolsos y carpetas volviendo de estudiar, teniendo todas las manos ocupadas? Eso le habría impedido tocarme el culo? Podría no haberme quedado paralizada y haber impedido que me acorrale y que me toque una teta? 

Ya no se qué más puedo hacer, para no sentir asco, miedo o vergüenza.

La realidad es que ELLOS deberían sentir asco, miedo y vergüenza. 

Son ellos, los que tienen que sentir asco, por lastimar de esa forma a mujeres, solo por sentirse poderosos. Ellos deberían sentir miedo de que los atrapen. Y vergüenza, porque así como ellos nos lo hacen a nosotras hay otros que se lo hacen a sus madres, hermanas e hijas.

De qué van a sentir asco, miedo o vergüenza? Si se festejan, felicitan entre ellos por ser “TAN HOMBRES”  de tocar a una mujer contra su voluntad, de no poder hablarle a una mujer sin hacerla sentir que no vale nada.

Por qué deberían de tener miedo, si no hay NADIE que les impida hacer lo que hacen, si se los justifica diciendo que es “libertad de expresión”.

Y no, no es libertad de expresión, y no es porque “son hombres y no se pueden controlar”. Son PERSONAS, no son animales. Deberían poder controlarse y sino estar encerrados como animales que dicen ser.

Esto, es ACOSO CALLEJERO.

Nosotras somos mas que un par de tetas y un culo. Somos mas que un agujero para meter la pija. Somos mas que un objeto para observar. Somos y valemos mucho más que estos “hombres” que nos lastiman diariamente. 





















He asked me why I use so many bracelets..